Autor: Carla Delgado - CDI

Cuando creas un nuevo curso online o cualquier producto/servicio nuevo, tienes dos opciones: publicarlo en tu web y esperar a que tus visitantes lo descubran o preparar una estrategia de lanzamiento para que todo el mundo se entere.

¿Parece que la segunda opción tiene más posibilidades de éxito, verdad?

Seguramente si, siempre y cuando el lanzamiento lo hagas bien.

Existen muchas formas de hacer un pre-lanzamiento para anunciar cualquier producto o servicio nuevo.

En ocasiones, nos podemos encontrar en una situación donde aunque no sabemos en qué está fallando nuestra web somos conscientes que no nos está funcionando y que no estamos logrando con ella lo que buscamos.

¿Qué hacer en esa situación?

Es dificil saber que debemos mejorar o cambiar de nuestra web cuando no sabemos que es lo que falla. Por eso en este post te quiero dar alguna orientación sobre lo que puedes hacer para detectar donde está la fuga.

Esta semana he estado en Barcelona para realizar una entrevista en el programa Tot És Possible de RAC1 y hablar de mi libro El Emprendedor Digital.

Cómo la entrevista es en catalán y algunos puede que tengáis alguna dificultad en comprender este idioma, abajo encontrareis las preguntas que me hicieron traducidas al castellano para que os resulte más fácil seguir la entrevista.

Antes de meternos en el tema de cómo crear la portada de tu blog, habría que diferenciar cuál es el objetivo de tu blog.

¿Solo Deseas Compartir Contenidos o Quieres Que Tu Web Tenga Un Objetivo Profesional?

Si el objetivo con tu blog es que solo lean tus contenidos, quizás no necesites crear una gran portada más allá de que aparezcan los últimos post que hayas publicado…

Antes que nada debo decir que con este post no trato de ser critica con Aweber, ni desvalorar su fantástico servicio. Simplemente voy compartir una decisión personal.

Pues sí, señores…

Después de 5 satisfactorios años con Aweber como gestor de email marketing, ahora estoy migrando poco a poco mi base de suscriptores para empezar a usar Mailchimp después de valorarlo a fondo y probar durante algunos meses.